¿Cómo empezó el programa?

14 de enero 2019

Una lección de inclusión

Mauricio Rodríguez es Gerente de Operaciones de Taco Bell, tiene un hijo con discapacidad, y hace 10 años recibió una pregunta que lo llevaría a hacer historia en el país.

“¿Por qué Taco Bell no tiene un programa de inclusión?”

Le dijo una profesora del Colegio Técnico de Calle Blancos, al cual asistía su hijo.

Y ante la falta de respuesta y desde la empatía, surguió la idea para abrirle las puertas por primera vez en Costa Rica a personas con discapacidad dispuestas a desarrollarse dentro de la empresa.

Hoy el programa es una realidad gracias al trabajo en equipo y a la creencia colectiva de que es más fuerte lo que nos une sobre lo que nos separa. Todo nuestro staff es testigo de lo gratificante que resulta darle la oportunidad a colaboradores con ganas de demostrar su potencial.

Si conocés a alguien de otra empresa con poder decisivo, o si sos vos quien puede hacerlo, hacé la misma pregunta que recibió Mauricio. Quizás así, poco a poco haremos que el mundo se fije menos en discapacidades y más en personas con ganas de desarrollarse.